Colchón viscoelástica Nemo

La visco y el muelle ensacado se acomodan al cuerpo del bebé y la fibra de coco ayuda a dar firmeza natural.

– Núcleo de muelle ensacado : El núcleo del colchón se compone de muelles ensacados que son independientes y van unidos entre sí por unas bolsas de tela. La transpirabilidad de estos muelles es muy alta. Además consigue mejorar la ergonomía del colchón y disminuya los puntos de presión.

– Refuerzo perimetral : El refuerzo al hacer que los bordes del colchón sean más firmes ayudan a que le bebé se mantenga en el centro de éste mientras duerme. Además evita hundimientos no deseados del colchón evitando que el bebé quede atrapado entre el colchón y  la cuna.

– Colchón 2 etapas: En la primera etapa (0 a 8 kg. Aprox.) el colchón es más suave adaptándose a las necesidades de desarrollo del bebé durante estos primeros meses. En la segunda etapa el colchón presenta una mayor firmeza para que el desarrollo óseo del bebé se genere de forma correcta y su columna se vaya alineando adecuadamente. Estas 2 etapas vienen marcadas en el interior del colchón.

– Reduce el riesgo de plagiocefalia: La cara de primera etapa, al estar compuesta por elementos más suaves, reduce la presión en la cabeza del bebé.

– Visco innogel PERFILADA: Al inyectar partículas de gel en la viscolática se crean canales de aire que retrasan la absorción de calor , aliviando al bebé. Su forma perfilada proporciona una mayor adaptabilidad, evitando una mayor presión y favoreciendo el descanso en una posición óptima.

– Fibra de Coco: La fibra de Coco es un material natural que atrapa la humedad y el agua del ambiente. Esto mantiene el colchón seco y ventilado, evitando la acumulación de hongos y ácaros causado por una pobre ventilación.

– Cara de invierno y de verano: incorpora la fibra thermofiber, (fabricada con materiales que aportan un  mayor calidez y mejora la adaptabilidad del colchón), para invierno y 3D, (favorece la circulación del aire) para verano.

– Colchón desenfundable para facilitar su limpieza.